Son algo más de 40 años los que llevamos en el mundo del bonsai, 25 de ellos como profesional y en todo este tiempo he visto y oído demasiados comentarios sobre cómo llegar a crear un bonsai.

Cuando comenzamos a indagar sobre la formación o creación de un bonsai, tomamos como ejemplo los maravillosos ejemplares que se exhiben en las exposiciones, aparecen en los libros o contemplamos en los museos y jardines de profesionales.

Pretendemos que, con una escasa formación, una nula experiencia y mucha ilusión conseguir ejemplares similares a algunos de estos maravillosos ejemplares.

Para ello podemos dejarnos asesorar por un profesional contrastado en el mundo del bonsái, o elegir entre comenzar a plantar semillas, ir al campo y sacar de cualquier manera un pequeño arbolito, o bien elegir una planta en un vivero.

También estaría en el grupo de fracaso, “El regalo envenenado”, aunque no es el aficionado el que elige esta otra opción, o si, y pretendemos engañarnos. En ocasiones la buena voluntad nos hace intentar conseguir algo que parezca un bonsai con un material poco apropiado. Un tronco en una maceta os aseguro que no tiene futuro, habrá que esperar años para conseguir ramificación, disimular los cortes y lo principal que enraíce, porque sin un buen cepellón de raíces lo demás será imposible.

Como empieza este texto “no todo vale para bonsai”, he nombrado varios posibles comienzos que nos desanimarán, con los que no podremos actuar y que nos harán perder tiempo y también dinero.

Con el propósito de ayudar y dar a conocer lo que significa “bonsai” comenzamos nuestra andadura en la escuela de BONSAI COLMENAR, para formarse hay que conocer bien lo que es un árbol, cómo funciona y hay que trabajar con prebonsais de calidad, que nos permitan poner en práctica lo aprendido y que nos den una cierta garantía de éxito.

A la hora de elegir un bonsai o prebonsai, os aconsejo que sea en un centro profesional, donde debéis dejaros asesorar. El árbol debe estar sano y parecerlo. Hay que fijarse no solo en el tronco, que no tiene por qué ser grueso, sino también en la ramificación, en las heridas. En cuanto a las raíces, la maceta en la que está plantado también nos dará una idea del plantado y desarrollo.

Son muchos detalles que no siempre se tienen en cuenta y comprar o empezar a trabajar un árbol “porque tiene futuro” cuando los conocimientos no son adecuados, nos lleva a un fin poco deseable para la planta y para el aficionado.

Temas relacionados

https://bonsaicolmenar.com/blog/bonsai-prebonsai/

https://bonsaicolmenar.com/blog/como-seleccionar-un-prebonsai/

 

“A dónde el bonsai me lleve”