Categoría: Maestros de Bonsai

50º Kanuma Satsuki Festival

Durante los días 20 de Mayo a 7 de Junio 2021, se está llevando a cabo en las instalaciones del Kaboku Center de Kanuma, la más grande y popular de las exposiciones de satsuki en Japón, el 50º Kanuma Satsuki Festival

 

 

 

 

En esta ocasión la exhibición tiene connotaciones muy especiales, en primer lugar, se cumplen 50 años desde su primera muestra y en el recuerdo, el pasado año cuando la pandemina impidió que se pudiera llevar a cabo.

 

 

 

 

Con el fin de realizar una exposición especial y diferente la organización invitó a participar exponiendo sus bonsáis de satsuki, a coleccionistas particulares, así como a diferentes representantes de países como Ciudad del Vaticano, Alemania, EEUU, Italia, Corea.

 

 

 

 

Un año más queremos acercaros y compartir con nuestros alumnos y aficionados los maravillosos ejemplares que se han exhibido y que nos han hecho llegar desde Japón.

 

 

 

 

Las fotos pertenecen al primer día del Festival y han sido realizadas por nuestro buen amigo Hiroharu Kobayashi de Kobayashi Sangyo, en ellas podemos apreciar la gran calidad de las piezas expuestas, la variedad inmensa de flores y los diferentes estilos con los que nos permite trabajar esta maravillosa especie.

 

 

 

Durante las 50 convocatorias de este famoso festival los aficionados de todo el mundo se han desplazado para visitarlas, este año únicamente los habitantes de Japón con restricciones de aforo y todas las medidas de seguridad, han podido disfrutar in situ, pero a pesar de las muchas dificultades con las que se inauguraba la exposición, está siendo un maravilloso éxito.

 

 

 

 

Carlos Lázaro
“A dónde el bonsái me lleve”

 

Otros artículos del Satsuki Festival en nuestro blog:

Tributo Kanuma Satsuki Festival

Festival de Azaleas en Japón

47th Kanuma Satsuki Show

48ª Edición de la Kanuma Satsuki Show

Tributo Kanuma Satsuki Festival

Durante la primavera las azaleas (satsuki en japonés) están en plena floración, un maravilloso espectáculo que nos brinda la naturaleza en jardines, montañas y nuestros queridos bonsáis.

 

 

Como viene siendo habitual en los últimos años, habíamos reservado el artículo del blog de la primera semana de junio para el Kanuma Satsuki Festival, con el fin de dedicarlo al famoso evento que se viene celebrando en Kanuma (Japón) desde hace 48 años.

 

 

Desgraciadamente, como la mayoría de las actividades del planeta, el Satsuki Festival ha sido anulado a causa del Covid 19. Este año hubiera sido la 49º edición, y como el aplazamiento en un acontecimiento como éste no es la solución, tendremos que esperar al nuevo año para poder contemplar la extraordinaria exhibición que nos brindan los profesionales del bonsai de Japón.

 

 

Cada año a finales del mes de mayo los productores de satsukis (azaleas) se reúnen en Kanuma con el fin de mostrar sus mejores ejemplares. Algo más 300 bonsáis en su momento de mayor floración, es todo un espectáculo, una explosión de color imposible de olvidar.

 

 

 

 

Alrededor del evento se monta un mercado donde muchos de los profesionales venden sus bonsáis, en algunas publicaciones he llegado a leer que más de 10.000 bonsáis pueden llegar a cambiar de dueño durante los días que dura el Festival.

 

 

Ya que no podríamos publicar el blog de la Exposición de este año y con el fin de hacer nuestro pequeño homenaje a esta magnífica especie, nos pusimos en contacto con nuestro maestro y amigo Hiroharu Kobayashi, de Kobayashi Sangyo, en Kanuma (Japón), solicitándole que nos trasladara mediante la fotografía a su maravilloso jardín con un pequeño reportaje de sus satsukis en esta primavera del 2020.

 

 

 

Las fotografías que acompañan a este texto pertenecen al jardín de la familia Kobayashi y son el resultado de nuestra solicitud.

 

 

Como cualquiera de los eventos aplazados o anulados las pérdidas son incalculables, vivimos con la sensación de que nos hemos perdido muchas cosas y que estamos dando un salto en el tiempo.

 

 

 

En este caso este pequeño reportaje nos muestra todo el esplendor de la naturaleza y nos hace disfrutar de las satsukis en Japón durante la primavera del 2020 una vez finalizado el periodo de floración. Confiamos que la del 2021 nos ayude a compensar el daño.

 

 

Nuestro agradecimiento a la familia Kobayashi y en especial a Hiroharu Kobayashi

 

 

Otros artículos del Satsuki Festival en nuestro blog:

https://bonsaicolmenar.com/blog/festival-azaleas-japon/

https://bonsaicolmenar.com/blog/48-kanuma-satsuki/

https://bonsaicolmenar.com/blog/47th-kanuma-satsuki-show/

 

Carlos Lázaro
“A dónde el bonsái me lleve”

Jardín de bonsais, Maestro Tatsuya Terasawa en Japón

Viajar por Japón con el fin de visitar jardines de bonsai fuera de la ruta tradicional se hace complicado en muchas ocasiones, pero cuando lo consigues la recompensa es maravillosa.

 

 

Habíamos visitado Kawaba y de camino a Kanuma decidimos visitar algunos de los jardines de bonsai que hay en esta zona.

 

 

Llegamos al jardín del Maestro Tatsuya Terasawa y a pesar de que no es visitable por el público, la familia y el personal al cargo se mostraron encantados de recibirnos y enseñarnos los ejemplares y las instalaciones.

 

 

 

El jardín alberga la casa familiar y el taller, algo habitual en la mayoría de los negocios de bonsai de Japón. La zona de exposición de bonsáis es pequeña, en primer termino nos reciben grandes piezas de indiscutible calidad alrededor de grandes árboles.

 

 

El jardín está limpio, los árboles perfectamente colocados, dando una sensación de perfecta armonía.

 

 

 

El paseo a través de caminos entre piedras, adoquines y zonas de agua nos va guiando desde la entrada principal, hay diferentes zonas de exposición: a pleno sol donde se encuentran pinos y juníperos, zonas sombreadas para árboles caducos, un área cubierta con malla de protección azul donde encontramos una gran variedad de arces y una pequeña zona de bancos con coníferas de tamaño medio protegidos por una malla especial terminada en flecos con el fin de evitar la entrada de pájaros.

 

 

Al fondo las macetas, es habitual en los jardines de bonsai en Japón que la cerámica esté colocada en estanterías con escasa protección sufriendo las inclemencias del tiempo, algo que intentamos evitar aquí, y sin embargo no parece importar a los Maestros japoneses.

 

 

Creo que ya me he referido en varios artículos de jardines de bonsai que lo habitual es la especialización en un numero limitado de especies, por eso en este jardín nos sorprendió su gran variedad.

 

 

Cuanta calidad en tan pocos metros, todos los bonsáis estaban perfectamente colocados en limpias mesas de madera, o pies individuales, se percibía la gran dedicación y las manos expertas de los profesionales que trabajan en este jardín.

 

 

Era un día lluvioso y terminamos a cubierto tomando un excelente té con la familia.

 

 

Esto hubiera sido una visita de las muchas que hacemos en Japón a los jardines de bonsai, si no hubiera sido por el empleado que nos acompañó al coche y que nos indicó que podíamos ver una zona que no habíamos visitado; era un espacio enorme, libre de sombras, donde sobre pallets o simplemente en el suelo había miles de prebonsais y bonsáis de gran calidad preparados para la exportación al mercado chino. Naturalmente no permitieron hacer fotografías, el espectáculo nos dejó sin palabras.

 

 

Carlos Lázaro
“A dónde el bonsái me lleve”

Bonsais de coníferas en Japón

Sin duda las coníferas y particularmente los pinos son la especie a la que se presta una especial atención reservándose un lugar preferente en todo jardín de bonsai en Japón.

 

 

Todo lo que trasmiten, su simbología, y la multitud de estilos y tamaños que pueden adoptar los hacen un material imprescindible con los que desarrollar las técnicas de bonsai.

 

 

Si bien el cuidado no es delicado, sí son árboles a los que hay que prestar especial atención, tanto en la ubicación (contra más sol mejor), como en técnicas que en según que momentos requieren de revisión diaria, por ejemplo, pinzados y alambrados.

 

 

El aprovechamiento del espacio, siempre preciado en los jardines de bonsai, lleva a colocar en áreas diferentes las piezas grandes de los árboles medianos y en sitios más controlados los tamaños mames y shohin.

 

 

No es de extrañar que los profesionales japoneses pugnen por tener sus jardines, a la hora de ofrecer a sus clientes, tanto profesionales como aficionados, las piezas más exclusivas y originales. Bonsais que ocupan sitios preferentes e incluso puedan ser presentadas a exposiciones o concursos.

 

 

Por todo ello estas coníferas suelen estar siempre en un estado de presentación casi impecable con lo que la impresión que recibe el visitante es impactante, consiguiendo que los árboles te lleguen directamente al corazón.

 

 

No se trata de tener coníferas de gran tamaño, que las hay, sino mas bien presentar árboles de gran calidad tanto en el presente como en su evolución a largo plazo.

 

 

Es imposible que un bonsai bonito no esté sano, siendo este aspecto prioritario para los japoneses. La observación y el tiempo que dedican al cultivo es donde comienza todo, aplican sus conocimientos para sacar el mejor partido posible, comenzando por el lugar del jardín donde se sitúan las coníferas. Asuntos que ya conocemos se respetan a rajatabla, sol, riego, buena separación entre los árboles, si son pequeños o presentan características especiales (ejemplo cascada), se busca una colocación en alto con algún tipo de suplemento, desde una maceta boca abajo hasta una mesa supletoria de madera o cualquier otro invento. Siempre buscando el bienestar del árbol y el mejor cultivo posible.

 

 

El paseo entre las mesas y la observación de estos árboles quieres que no acabe nunca, su personalidad y belleza te atrapa, primero en su aspecto general y después cuando te detienes a observar cada detalle e intentas comprender todas las técnicas y horas de minucioso trabajo dedicados en la formación de tan magníficos árboles, a veces te sientes muy pequeño.

 

 

Por supuesto que todo pasa por entender en que momento de formación se encuentra cada árbol, unos con pocos años de formación, otros con muchos años de trabajo a sus espaldas, pueden haber pasado por las manos de dos o tres generaciones de jardineros que les han proporcionado todo el cuidado y atenciones necesarias.

 

 

Por supuesto que todos los gustos son respetables, son considerados por una mayoría de profesionales, tanto pinos como juníperos, como especies imprescindibles en cualquier colección de bonsai aportando sensaciones muy diferentes a los bellos caducifolios.

 

 

 

Carlos Lázaro
“A dónde el bonsái me lleve”

Copyright © 2021 Blog Bonsai Colmenar

Tema por Anders NorenArriba ↑