Pequeño gran jardín de bonsai, Baba Kenji en Japón

En nuestro último viaje a Japón tuvimos la ocasión de visitar Baba Kenji en Maebashi, un pequeño, coqueto y poderoso jardín de bonsáis.

Como tantas veces en Japón la limitación del espacio y los escasos metros de parcela llevan a ingeniar el aprovechamiento de todos los lugares posibles. En esta ocasión el jardín está ubicado en dos alturas, a pie de calle y en la azotea.

Una sencilla entrada marca el estilo del jardín, a la izquierda las mesas repletas de bonitas piezas, algunas de máxima calidad; a la derecha la zona de trabajo, un espacioso porche donde se amontona con orden el trabajo.

Al frente la casa familiar, allí nos recibe la propietaria quien nos invita amablemente a pasear por el jardín. Mientras, ella, vigila y limpia de pequeñas hiervas un bonito bosque de Carpinus Turzanovii.

En Baba Kenji la zona de reproducción está en la azotea de uno de los edificios a la que se accede por unas empinadas y estrechas escaleras. Desde arriba las vistas del jardín son espectaculares, y el espacio dedicado a la reproducción es toda una lección práctica de la formación del bonsái, principalmente reproducen pinos y juníperos.

Nos sorprende que no hay nada de sombra, todo el jardín está a pleno sol.

Sin ninguna protección se cultivan sobre todo coníferas, juníperos y pinos, algunos con trabajos de madera muy interesantes.

En menor cantidad vemos arces, azaleas, chaenomeles, kakis, prunus, … presentan un aspecto bueno a pesar de la intensa exposición al sol y que estamos al final del verano.

Observamos cada detalle y nos llama la atención la pulcritud y el orden que se percibe. Desde el pulcro suelo, cubierto por diferentes tipos de losas y piedras que van marcando los caminos, hasta las mesas de exposición y cultivo de los bonsáis.

Baba Kenji es todo un espacio de convivencia, los bonsáis habitan en perfecta armonía con otros elementos esenciales en un jardín japonés: agua, piedra y naturaleza, contribuyendo a la creación de una atmósfera mágica que se percibe en todo el lugar.

A pesar del fuerte calor, disfrutamos con intensidad la visita, mereció los kilómetros recorridos y las dificultades para encontrarlo.

Nuestro agradecimiento por su hospitalidad a los profesionales del bonsai en Japón que siempre nos reciben con curiosidad y afabilidad, sorprendidos de nuestra presencia.

Baba Kenji un “Pequeño Gran jardín” en Japón.

Carlos Lázaro
“A dónde el bonsái me lleve”

Categorías: Maestros de Bonsai, Viajes

1 Comentario

  1. ¡Que envidia! Para los que no podemos desplazarnos hasta Japón, nos conformaremos con pasear por vuestro jardín de Colmenar, que también es una maravilla y un gozo poder disfrutarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2021 Blog Bonsai Colmenar

Tema por Anders NorenArriba ↑