Cuando buscando lugares interesantes que visitar en los alrededores de Kioto apareció el pueblo de Kurama nos pareció un lugar perfecto. Naturalmente el nombre para todo aficionado a bonsai es muy conocido, ya que así denominamos a los recipientes de piedra o arcilla donde cultivamos nuestros árboles con el fin de recrear de la forma más natural la ilusión de un paisaje.

La población de Kurama se encuentra entre montañas al Norte de Kyoto. Una única carretera, el rio y una diminuta estación de tren, son los ejes por los que transcurren pequeños negocios y unas pocas viviendas.

Son varios los intereses que llevan al visitante a esta zona, una rica masa forestal, multitud de senderos que recorrer y la visita al templo Kuramadera.

El templo, de origen budista, fue construido en el siglo VIII y transcurre por toda la montaña de Kurama.

Teníamos días libres en Kioto y decidimos acercarnos. Llegando por carretera empiezan a verse talleres artesanos de su famosa piedra. Diseminados por el exterior, bloques de diferentes tamaños, linternas, pozos de agua, figuras de animales y cientos de lajas donde imaginamos podemos colocar bonsáis.

Las piedras son elementos fundamentales en la cultura japonesa y por ello es muy habitual encontrar canteras y talleres donde se continúan extrayendo y trabajando tal y como se ha venido haciendo desde siglos. En concreto la piedra de Kurama es fácil de identificar, caracterizándose por un color rojizo similar al cobre.

Junto al río visitamos dos pequeños viveros de bonsáis. Fundamentalmente los ejemplares cultivados eran coníferas, pinos y criptomerias. Sobre el puente que atraviesa el rio, estaban situados los ejemplares pequeños de especies caducas, sobre todo arces. Y como era de esperar un buen número de los bonsáis estaban plantados sobre bases de piedra del lugar, kuramas.

Disfrutamos perdiéndonos por Kurama, percibiendo su silencio, respirando tranquilidad y recreándonos con la mística naturaleza al recorrer la considerada cuna del reiki, Kuramadera.

 

“A dónde el bonsai me lleve”