Juniperus es un género de plantas perteneciente a la familia de las gimnospermas, Cupressaceae. 

Sus follajes están constituidos por ramas casi completamente revestidas con pequeñas hojas parecidas a las escamas y en algunos casos alargadas y estrechas en forma de aguja. Estas características los hacen muy apreciados para su cultivo como bonsai.

Se adaptan con facilidad a las diferentes circunstancias de situación y aunque aceptan una semisombra, el ideal es colocarlos en un lugar soleado con el fin de conseguir su máximo vigor.

En cuanto a los riegos, han de ser generosos, siempre teniendo en cuenta el sustrato utilizado. En momentos de actividad vegetativa suele ser beneficioso mojar la copa al regar.

Para hacer este blog hemos paseado por el jardín de Bonsái Colmenar comprobando los diferentes y variados estilos: vertical informal, agarrados a roca, cascada, semicascada, bosque, balsa, raíces expuestas, azotado por el viento….

Esta variedad de estilos en bonsái nos indica la multitud de trabajos que podemos llevar a cabo de formación y modelaje con esta especie.

Tronco y ramas nos permiten tareas en madera seca, jines, sharis, raíces expuestas, etc, lo que les hace muy atractivos e imprescindibles en la formación de los alumnos de la escuela.

Otra de las circunstancias a sumar para la elección de los juníperos como bonsái es que dadas sus características se adaptan perfectamente a todos los tamaños, desde miniaturas de pocos centímetros a bonsáis de gran calibre, por lo que el tema “espacio” no será un problema.

Existe una gran variedad de juníperos y también una amplia variedad de calidades, os animamos siempre a trabajar con materiales de calidad, no solo en cuanto a tamaño del tronco, ramificación y variedad, también hay que fijarse en la salud del árbol. Preguntar al profesional que os está vendiendo sobre su anterior cultivo y procedencia, seguro que os ayudará a elegir el mejor según tus conocimientos, condiciones y presupuesto.

Prebonsái o bonsai con más o menos trabajo, con más o menos presencia o volumen, pero siempre de aspecto fuerte, nos garantizará que con el mejor cuidado por nuestra parte podamos disfrutar desde el primer momento del material elegido.

 

“A dónde el bonsai me lleve”