Calle Ávila nº 43 - 28770 - Colmenar Viejo (Madrid) TLF: 696 517 982 / 918 455 099

Blog Bonsai Colmenar

Monos en Nagano

Con un enclave privilegiado la Prefectura de Nagano-ken, ofrece al visitante un amplio abanico de posibilidades. Recordemos que aquí se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno de 1998 y que con 80 pistas de esquí es uno de los principales puntos de referencia para los amantes de los deportes de Invierno.

 

 

 

 

Como epicentro encontramos el Templo Budista de Zenko-Ji del S. VII, uno de los puntos de origen del Budismo en Japón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un poco más al Sur en el mapa se encuentra Matsumoto con su Castillo del Cuervo que hace referencia a su color y según algunos datos el más antiguo de Japón y considerado Tesoro Nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Yudanaka nos encontramos con Jigokudani, zona de monos en nieve, lugar de residencia de una colonia de monos macacos originarios del país. Es un área muy populosa con aguas termales y un buen número de Onsen.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de una larga caminata a través de la montaña se llega al punto de control donde se paga la entrada y se accede a la zona donde los monos campan a sus anchas.

 

 

La lluvia nos acompañó toda la jornada lo que hizo más complicada e incómoda la visita, con todo mereció la pena, tanto por poder comprobar “in situ” el comportamiento de los monos, como por el entorno verdaderamente bello.

 

 

 

 

En especial quiero comentar la actitud de los más jóvenes que no paraban de jugar, ignorando a los visitantes, que dicho de paso estábamos prácticamente solos, por mucho que la visita la realizamos en Verano.

 

 

 

 

 

Es importante seguir las instrucciones que dan al entrar, puesto que son animales salvajes y si se sienten agredidos pueden ser agresivos.

 

 

 

 

Pudimos ver como se introducían en las pozas de agua caliente y como llegaban incluso a bucear buscando comida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Insisto en que la visita mereció la pena y que aunque calados hasta los huesos regresamos a nuestro hotel contentos de la experiencia, un buen baño de agua caliente en el Onsen nos hizo ponernos de nuevo en forma.

 

 

Quiero dar las gracias al Riokan Biyu No Yado por todas las atenciones y la amabilidad con la que nos trataron.

 

Carlos Lázaro

“A dónde el bonsái me lleve”

 

 

 

 

 

 

 

Fotografías realizadas en Japón por BONSAI COLMENAR.

info@bonsaicolmenar.com

 

Sin comentarios

Dejar un comentario